Entradas

Imagen
Las simples cosas

el sabor a lúcuma
entre edificios viejos
amarillentos/ el café que
nunca tomamos
el temblor de los cuerpos después 
las madalenas de chocolate
enmigando los libros, los discos
todo en su sitio
detenido esperando
ser devorado demorémonos en la lentitud
de la arena en los sabores
sobre la lengua virgen
en las piernas exhaustas de altura lejos nos espera el tiempo
que engulle lo que encuentra
y escupe los restos
de cosas queridas

en otra casa
en otro pueblo
hay un tejado
imperceptible
con su piel mohosa
le pone banca
a la intemperie
y tiene un fuego
bajo el ala   casi
junto al corazón

en otra casa
en otro fuego
hombres y mujeres
danzan en círculo
sin miedo         infinitos
pronuncian palabras
como espejos

en otra casa
en otro tejado
un gato negro
se separa de la noche
con la certeza de que
el tiempo juega
a las repeticiones

14/1/14

Era martes. Mientras la luna se llenaba en Dunamar asistimos al sabor que trae reencontrarse con la poesía para compartirla... 
Julia abrazó el encuentro que se le ocurrió a Walter Sosa -escritor bahiense-. Celina Tito me invitó diciendo que leerían uno de mis poemas. Llegaron personas que pasaban por allí, que la sincronía convocaba... 
Walter pidió que leyera mi "Faro" y "Buque"-de Gelman- sonrió con complicidad: "Se ve que te gusta mucho".
Los sonidos de la noche se acentuaban en la kalimba invitando a despertar todas las voces. Mi compañero y mi hijo demoraron su viaje, colmando de amor la espera, iluminaron la hoja para que mis ojos tuvieran qué decir.
Cuando subimos a la ruta la luna estaba muy alto. No supimos que Juan había emprendido su viaje hasta que -casi llegando a la ciudad- Celi llamó para contar lo que escuchaba por la radio.
Era martes. La sincronía -oculta en el presente- nos había reunido para celebrar, y agradecerte maestro de la palabrabel…
Imagen
al cantar la noche
el camino era sinuoso
las piedras de los bordes
no sabìan sus nombres
y nosotros íbamos perdiendo
el que tuvimos/

lo que antes fue arroyo
ahora desvío,
el campo llano,
ahora desierto junto a un mar
imaginamos ovejas
al ver esa máquina de coser contra el alambrado/

caminamos buscando un cielo,
sòlo un paño oscuro azul ennegrecido
sin farolas de neón
un paño que pudiera devolvernos lo que somos

vagamos con los ojos lejanos,
más cerca de la luna que de las avenidas
encontramos que el paño tenía bordados
pares de estrellas y constelaciones,
manchas blanquecinas
nos vimos en ellas
transidos de años luz
sentimos que nos reflejaban

éramos dos caminando
la noche

viajar

Estábamos en San Marcos Sierras, donde la gente confunde a la gente y así conocimos a tantos.. y en un barcito con patio de tierra apareció Tomás con una mochila que era una galera oscura y misteriosa...
Sacó libros, discos. Contó historias, viajes y lugares. Sus palabras me tranformaban en la niña que escucha asombrada y anhelante...
Ahora suena uno de sus discos y leo más historias y me alegra que mi librito esté viajando con él...
Lo pueden leer o escuchar googleando tomás astelarra o en http://astelarra.blogspot.com.ar/

En cada sombra

el veranito me llevó por montañas del sur, del centro, por el mar...
volvimos y ya anda solita En cada sombra por las librerías...

Trabajando en la revisión de la maqueta... ya casi está listo En cada sombra
alegríaaa!!!